28 de enero de 2009

Pensar

no se lo que significa ir a tu casa, estar a solas y luego conocer a tus amigos... no termino de entender a tu cabeza arrecostada en mi hombro y yo acariciandote con delicadeza en la sala del cine sin perder la atención de la película... pero dedicando algo de ella a ti a la vez. quizás no proceso demasiado bien esos besos o mi mente aún no reconoce lo que son esas caricias. No lo se, pero me gusta.

salir, conversar, despedirse... si, había olvidado el mal rato que se pasa al despedirse cuando tus latidos te urgen a quedarte. Ya no recordaba las malas miradas de los espectadores despues de un corto pero apasionado beso de despedida. ¿estaré cayendo enfermo? que mal me acoge y hace conteste cada sms, cada palabra, cada texto escrito en el computador?

Luego - sin ningún acto maravilloso - lo vi un poco mas claro:
"me gustas... extraña, inexplicable, poco usual, en definitiva y casi utópicamente ... me gustas"

sigo aún sin entender todas esas cosas, pero me gustan y quizás aún deba seguir sin entenderlas. si llegase a mi la respuesta, quizás seria encontrar el como y el porque de hasta las mas minimas relaciones humanas, quizás pido demasiado. me gustas... por ahora solo necesitaba entender eso.

No hay comentarios.: