13 de enero de 2009

La dirección del sexo facil

Luego de una "calenturienta" conversación por el msn y de mostrar por camara web tu bien formado abdomen, junto a otros movimientos aleatorios, cae la invitación con aire de insinuación y fuerza de imposición. Intenté pasarlo todo por una broma, pero te encargabas de dejar claro que no lo era, la cita debia ser en tu casa, donde sabia era inevitable buscaras algo mas que "conversar".

Me repito a mi mismo, si conversar es el fin, porque no en otro lugar, porque no salir a cualquier lado o simplemente a pasear. Si, eres bastante guapo, me exitas, eres sexualmente perfecto - para mi - y si, estoy disponible, listo y deseoso por la "acción"; pero sexo solo por sexo ya perdió el impulso de satisfacerme, salvo algunas ocasionales exepciones. Quizás el problema mayor es que seas tú, que a pesar de todas esas cosas que podrian hacerme rendir a varios revolcones entre sabanas, con tu necesidad por la insana competencia en todo aquello en lo que te involucres, incluyendo el sexo, logras apagar mis mas ardientes deseos carnales.

Supongo que cuando busque el sexo fácil - aunque suene cruel - podré buscarte. Cuando mis ganas sean tan incontrolables en una persona tan calculadora como yo, podré llamarte. Si alguna vez la carne clama placer y no tengo salida, se como ubicarte. Ese día no está cerca, no llegaré a la tan aclamada cita, pero con algo de buena suerte quizás algún día consigas conmigo lo que esperabas. Aunque las probabilidades sean remotas y mi sentido común no esté de tu lado.

ps: antes un par de dias sin sexo era un infierno, ahora unas semanas son como esos par de dias. creo que aceptaré esa otra, pero muy tranquila, cita.

No hay comentarios.: