8 de marzo de 2018

Medidas de Autodefensa

Ante la duda, ante el problema, parado frente al obstáculo. Cuando he llegado a esa encrucijada donde elegir y actuar chocan hasta anularse, ahí, en ese momento de duda súbita, aplico mi propia ley del menor esfuerzo.

Mi medida de autodefensa, ese mecanismo desmedido que en mis propios términos activa al cavernicola que había optado por olvidar. Olvidado por elección, por convicción y por ti. Sí, por ti. No hay manera sencilla de explicarlo y no es el momento para la parte densa de la conversación, pero le di un cambio por que era la mejor para mi y porque estabas ahí. 

Pero que sucede en tu ausencia? Ahora que mis instintos me hacen pensar que la ausencia será definitiva. Que sucede ahora que pareces irte? Ahora que no estoy obligado a decir nada, pero muero por hacerlo. Me encontraré pensándote o me encontraré a mi mismo embriagado bajo los cuerpos de la noche?

Mi medida de autodefensa es correr de todo, correr y refugiarme en lo desconocido, correr una vez más y tratar de aplacar este ardor en el pecho con las bajas pasiones robadas a mi atmosfera. Aún mas ahora que el reloj sigue girando, aún mas ahora que me tiemblan las piernas, aún más ahora que algo me ahoga y me atormenta y me acosa desde adentro, matando todas mis posibilidades.

No es culpa de nadie, así es como siempre he sabido responder... pero como dice Truman: No importa hacia donde corras, siempre terminarás corriendo hacia ti mismo

5 de marzo de 2018

Tonto apasionado

Soy un tonto apasionado, parece que siempre lo fui. Detras de esta cortina que tejí con los años de fiestas, sonrisas, alchohol y libertinaje siempre ha vivido esta versión ingenua, entregada y ardiente.

Esa versión de mi que vive intensamente, la que sonrie bajo la lluvia, la que canta a viva voz, que no se amilana, que olvida sus miedos, la que baila cada vez que puede, que siente su pecho arder a cada momento... esa que no dejo salir, la que solo muestro en soledad.

En ese estado la vida me seduce. La vida tiene nombre. La vida es mia y yo soy de ella. Si ella me pidiese amor, se lo daría en el mas tierno abrazo. Si quiere que la vea, voy corriendo a su encuentro. Si desea un beso, me entrego a ello. Quizás necesita hablar, quizás desee reir, quizás busque compasión, quizás solo quiera andar. No importa. Ahí estoy, ahí voy, ahí sigo.

Soy un tonto aposionado, voy con bajo perfil y en silencio. Escribo cuando quiero, por que mi ser lo necesita. Soy un tonto apasionado, que ha caido en su propio juego. Como dije alguna vez, lo mio no es el romance de pelicula, lo mio es escribir por alguien y por el placer de hacerlo.

4 de marzo de 2018

Your lack of interest...

Desde hace un tiempo lo pienso y simplemente no se si soy yo, si eres tú, si han sido una suma de situaciones o quien sabe. Mis instintos no me fallan, nunca lo han hecho, al menos no hasta ahora. Esta vez algo me dice que es probable esto ya no vaya para ti, pero luego ese algo se cruza con tus palabras dulces y todo se calma.

Quizás sea que tengo miedo. Quizás sea que hablarte, oirte y encontrarte es cada vez mas complicado. Quizás sea que me cuesta confiar en la gente. Quizás sea que he pasado por esto tantas veces que no quiero sumar otra linea a la lista o quizás sea, con temor, que comienzo a sentir.

Solo estoy pensando, pero creo que es momento de esa incomoda pregunta que siempre hago, incomodo al menos para mi. Es como mi mecanismo de defensa, que no se si este bien o esté mal. Pero ahí está. Son unas breves palabras que me permiten saber si debo seguir abriendo mi pecho o si debo encerrarlo en su propio fuego y buscar otro rumbo.

Así que muy pronto te diré:  "Lo he estado pensando y quería saber, si sabes a lo que me refiero, si tu aún quieres salir conmigo"

Ponganme de fondo esa canción de Julieta que me gusta, por favor. La voy a cantar para ti esta noche, con un cigarro en mano, con el viento contra mi rostro y pensando en ti. Pensando que la próxima ve que te vea, sera para saber si es cierto... your lack of interest.