5 de febrero de 2018

Que hago...

Que hago en esos momentos extraños de mi día, cuando dejo que hablen mis demonios internos y vuelen junto a mis perversos pensamientos.

Que hago cuando el silencio y el aburrimiento juegan a la ronda a mi alrededor llamando a mis bajos instintos a divertirse en los rincones de la noche.

Que hago cuando el celular no suena, pero mis dedos siguen tecleando a la expectativa.

Que hago si el calor de verano ahoga mis ganas y mi poca fuerza de voluntad me deja estático, casi petrificado, incapaz de pensar que algo mal debo estar haciendo.

Que hago si la soledad parece tener mas importancia que la aparente frialdad en mi pecho, pero sigo temeroso a la entrega, al intento o al riesgo.

Que hago...
Que hago si ya he caido en todo eso... otra vez.

No hay comentarios.: