3 de febrero de 2018

Experiencias

Cuando el agujero negro cree tener sentimientos y piensa en posibilidades.

No hace mucho me llamaba a mi mismo "corazón negro", esto debido a mi inhabilidad de congeniar con las personas a nivel sentimental. Conocí a muchas personas interesadas en crear algo pero no generaron en mi mucho mas que solo interés por la carne. Es cuando aprendí que cuando no es, simplemente no es.

Entonces caí aparatosamente en la red de alguien que no me correspondía. Es cuando intento luchar contra esos ingenuos posibles sentimientos y el resultado fue simplemente una receta para el desastre. La cuestión terminó y yo volví a donde había empezado. Nuevamente un corazón de hielo.

Pero a veces conoces a personas en el momento menos pensado, sin planearlo, sin intentarlo y sin buscar algo. Las cosas solo suceden.

Hubo una reacción instantanea, no fue necesario coquetear, insinuarse o hacerse el galante... solo hizo falta hablar (las risas solo fueron una buena consecuencia).

No puedo hablar de sentimientos, al menos no por ahora, pero si puedo hablar de buenos momentos, los mejores en ya regular tiempo y que como resultado de esta nueva razón de tomarme las cosas pausadamente han hecho que cada experiencia reciente tome mucho mas valor. Como ese breve, pero encantador beso...

...y ahora, solo estoy pensando en repetirlo.

Una vez mas, sea como todo esto resulte, todas estas experiencias valieron la pena.

Fénix de Alas Negras.

No hay comentarios.: