19 de octubre de 2008

Sigo siendo yo

una letra y un espacio en el computador,
el mas leve de lo sonidos desde el auricular,
un disco de colores
música estridente
y un fénix que despliega sus alas
alas negro brillante que respiran y viven su propia magia.

Demostrar que amar es no morir
escribirlo y ratificarlo, gritarlo y sentirlo
pero a fin de cuentas, todo es relativo.
Hoy el corazón de fuego flambea en soledad
y continua su filosofia:
horny, amante, poeta, sensible,
vivo, etereo, fragil y fuerte.
Un poco de todo,
un resultado de la nada.

Sigo siendo yo,
continuo respirando mis cenizas
mi corazón no se alborota
y sí,
continuo vivo.

Ahora volar
volar a un nuevo volcán
una nueva fuente de fuego
a la cual proteger y ser protegido.
si llegas será perfecto
sino lo haces seguiré esperando.

Esperaré hasta el final de mis días,
hasta la última llama de mi cuerpo casi inmortal.
seré ese fénix que vuela sin reservas,
sin limites.

Estoy vivo,
aún sin el candor, alboroto y explosión en el corazón.
sigo vivo y tendré que celebrarlo.

1 comentario:

evargas dijo...

LLega un punto en que debes celebrar solo eso: estar vivo. Pero si piensas bien: "estar vivo" es todo para conseguir lo que falta.