21 de abril de 2009

CARTA # 1: JUEGO DE MIRADAS.

El loco y el despistado (cuento)


Estoy en un juego contigo, en este eterno suelta y jala de lo que no creia que era capaz de sucederme. En esta historia de un loco y un despistado que cruzan veredas, que uno sonrie y el otro se mantiene en silencio, que se aman, que se quieren, que se besan y entonces la ruleta gira, se distorsionan, uno llama y otro no contesta, quien no contesta llama y el otro se voltea. Pero volveran a verse entre suspiros y besos, luego de varios minutos en una discusión que tendrá silencios, mis silencios, que tendrá expresiones, tus expresiones. entonces volveran a besarse, tocarse, quererse y con algo de optimismo la ruleta no volvera a girar, mala suerte, todo debe seguir un rumbo. pero la ruleta me hace bien - a un nivel casi masoquista, cerca a lo sublime - porque entonces veo aspectos que mi percepcion por si sola no querrá saber y mis pensamientos querran obviar; todos estos giros me caen bien, como el hecho de que te hayas cruzado en mi vida y lo sorpresivo de nuestro encuentro. aun en esos momentos grises - cuando el error es mio, quizás tuyo, pero siempre de ambos - estoy ahí por ti, escribiendo lo que mis labios muchas veces cobardes no se atreven a decir, algunas veces pidiendo disculpas, otras escuchandolas, no importa, estoy ahí, por ti, solo por ti. porque en el silencio mis labios se petrifican, por que mis dedos quieren hablarte y mis labios quieren besarte, pero tienen miedo, mucho miedo de ser rechazados en esos momentos tensos. por que pensar en ti es ambiguo, salado y dulce (como mis platillos favoritos) por que sin sal no hay dulce y sin dulce no soy capaz de contemplarte como sabes que lo hago, describiendote con la mirada, conociendote aunque no digas nada, enamorandome más, porque es como tocarte sin hacerlo en aquellos lugares en los que no lo tengo permitido: estoy amandote. te amo, en el sentido y significado de los muchos estudiosos sobre el tema. te amo tal y como lo dice Erick From. te amo a mi caracteristica, silenciosa y particular manera. te amo, en ese juego de miradas donde un loco y un despistado no supieron que iban a encontrarse y terminaron amandose.

PS: casi, casi utópico, pero tu ya estás a un 100%

No hay comentarios.: